miércoles, 9 de julio de 2008

Acelerando

Bueno, ya estoy del todo instalado en Lleida. Aunque bueno, ahora me voy unos días a la playa, a reposar, xD.

Ya estoy recuperado de la apendicitis, pero ahora tengo otro peso encima. Me he apuntado a la autoescuela. La verdad es que no tenía nada de ganas, pero mi madre y mi hermana (y por extensión el resto de mi familia, que me lo preguntan cada vez que me ven) me han "obligado" a apuntarme. Sé que es el mejor momento y que es necesario, pero no me apetecía mucho. Además, debo darme prisa. Debería examinarme de la teórica antes de septiembre, ya que cambian los exámenes y los pondrán imposibles (de todas las opciones posibles, que serán más de tres, podrán ser correctas 1, 2, 3 o todas, y si no marcas todas las correctas, no es válido).

Ay... con lo que me gusta a mí que me lleven en coche...

3 comentarios:

Gubia dijo...

Aprovecha los días de descanso y no dejes de hacer lo de la autoescuela. A mi me costó hacerlo pero reconozco que sin el coche y en un pueblo perdido no eres nadie; no será tu caso pero es mejor quitarse ese peso cuanto antes.Un abrazo.

Eva dijo...

Animo, mira si te lo sacas es algo mas que tienes hecho para el futuro y tampoco pesa tanto. Feliz verano.

Rose Mulligan dijo...

A mi no me sirvió de nada sacármelo porque mi padre no me deja el coche ni tengo dinero para comprarme uno, pero sácatelo antes de que cambien los exámenes... aunque cuando me lo saqué yo ya decían que los iban a cambiar(hace como dos años!)

¡Saludos!