martes, 1 de abril de 2008

Hail Mistress

Hoy, de camino en metro al trabajo, leí una noticia bastante curiosa en el diario gratuito Metro. Resulta que el presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley, ha participado en "una orgía sexual sadomasoquista de estética nazi con cinco prostitutas". Ya veis, lo típico. Él se vestía de general de las SS y mandaba a una protituta con uniforme de las SS azotar en el culo a otras protitutas vestidas como los presos de los campos de concentración. Eso sí, antes de eso él ya había sido azotado, que para eso se gastó en la fiestecita 2.500 Libras esterlinas, unos 3.150 Euros. Bueno, hasta ahí, pues vale. Si al hombre lo que le pone es ese numerito, pues no me parece mal, no hace daño a nadie (bueno, eso de no hacer daño en una fiesta SDMS, es sólo una forma de hablar, xD).

La cuestión es que la fundación Holocaust Educational Trust y el director del Centro el Holocausto ya se han pronunciado al respecto diciendo que es algo enfermizo y depravado, que alguien en su posición debería ser respetable (y que él no lo es), que es un insulto a las víctimas, los supervivientes y sus familias y que debería disculparse y dimitir.

A ver, señores, tranquilidad. Una cosa es que se haga apología del nazismo o se torture a alguien o que el hombrecillo lleve esvásticas al curro y otra cosa es que cada uno en su vida privada haga lo que le de la gana sin hacer daño a nadie. Que no les guste ese tipo de prácticas lo entiendo, y si le quieren considerar un depravado están es su derecho (aunque el tío podría denunciarles por injurias, xD), pero de ahí a que deba disculparse públicamente o dimitir de su cargo... Un poquito de tranquilidad.

4 comentarios:

acoolgirl dijo...

Supongo que al estar en su cargo... estas cosas jamás deberían salir a la luz. Pero, como dices, lo que cada uno haga en su cama es tan solo asunto suyo... y no tiene por qué intervenir de ningún modo en su vida laboral.

Un besitooo

Pliskeen dijo...

Si fuera alguien con un cargo político y esa "fiestecilla" se la hubiera pagado con el dinero del contribuyente pues si que habría que montarle un buen pollo (casos los hay y más ahora)

Si a este señor le gusta el sado, que la próxima vez se procure que nada salga a luz, puesto que no le beneficia lo más mínimo a su imagen.

Ay si supieramos todas las depravaciones sexuales de la gente...xDDD

Saludos ;)

FraGMenT dijo...

Todos teneis toda la razón :)
El hombre no es ningún santo, eso está claro. ¿Pero que tiene que ver eso con el trabajo? Aunque fuera un cargo público, mientras el dinero salga de su bolsillo todo va bien.
Tal y como ha comentado alguien antes, todos tenemos "peculiaridades" en la cama.
La gente es extremadamente hipócrita por naturaleza. Es absurdo pensar que solo por ser un alto cargo debe ser decente, del mismo modo que por ser decente no va a convertirse en un alto cargo porque sí.
Es más, ¿por qué iba a realizar mejor su trabajo como alto cargo alguien decente que un verdadero vividor, que además parece tener muy claras sus ideas? ¡El puesto es suyo! xD

Por otra parte quizás si que dañe a su imagen a corto plazo pero la publicidad buena o mala siempre es buena y de aquí a unos meses ya nadie se acordará de esto aunque sí de su nombre.

Saludos

rosemulligan dijo...

Yo me pregunto ¿cómo se enteran de estas cosas? tendrá que tener más cuidado la próxima vez de ver a quién le cuenta sus "perversiones sexuales"... pero, mientras se lo pague de su bolsillo, puede hacer lo que quiera!
¡Saludos!