jueves, 19 de junio de 2008

Convaleciente

Hola a todos. Como dije en la última entrada, el día 17 tenía el último examen de la carrera. Y como las cosas no pueden ir nunca bien, todo se torció.

El sábado pasado (día 14) me desperté con un dolor abdominal muy fuerte. Esperé por si se me pasaba, pero era un dolor muy intenso y no paraba. Fui a urgencias y tras varios análisis y horas de espera, los cirujanos me diagnosticaron apendicitis y ese mismo día, pasada la media noche, entré en el quirófano.

Me operaron mediante laparoscopia. Se trata de una operación relativamente sencilla y corta. Salí del hospital el martes y ahora estoy convaleciente, en reposo, en mi piso. Me cuesta levantarme, sentarme, andar..., pero bueno, lo peor lo pasé en el hospital. La cuestión es que no hice el examen, ni el de la universidad ni el examen oral de inglés de la Escuela Oficial de Idiomas. El de inglés me lo retrasaron hasta ayer y no fue mal. Y el de la carrera, el profesor (menos mal que fue él y no otros profesores cabroncetes de la facultad) me lo ha retrasado. Lo haré el martes que viene.

Ya veis. Nunca se pueden hacer planes porque nunca podemos controlar todo lo que pasa a nuestro alrededor (ni dentro de nosotros mismos).

Bueno. El lunes me quitan las grapas (sí, sí, grapas), el jueves tengo la ceremonia de graduación y la cena de clase y el domingo siguiente me marcho de vuelta a Lleida. Espero que todo salga bien de aquí a entonces.

3 comentarios:

Versi dijo...

Anda que no es mala suerte, espero que estés mejor, y mira el lado positivo, suerte has tenido con que te los retrasen.

Eva dijo...

Vaya, pues si que tuviste mala suerte. Lo bueno es que te encuentres mejor, y si las cosas te salen bien igual pues genial.

Gubia dijo...

Espero que todo salga bien, aunque lo importante de verdad es tu salud, cuidate y ánimo.
A veces las cosas no salen como uno las planea, pero no por eso han de ser malas.Un abrazo.