lunes, 25 de junio de 2007

La SGAE...

Ricardo Alameda, dueño de la Sala Beat de Tomelloso (Ciudad Real) le ha plantado cara a la Sociedad General de Autores (SGAE) y los ha llevado a juicio.

Además del famoso canon que todos debemos pagar por prácticamente todo, la SGAE también ha perseguido a los dueños de garitos, pubs y discotecas para cobrarles un dinerillo por cada tema que pinchen en sus locales, argumentando que los creadores de esos temas también tienen que comer.

Por un lado entiendo la lucha contra la piratería de la SGAE, comprendo que señalen el problema y que quieran hacer algo al respecto; pero ese no es el camino. Realmente, lo tienen muy difícil. El canon no se puede justificar, los peer-to-peer y las copias caseras no se pueden controlar y contra el top-manta... aún está por ver.

El dueño de la Sala Beat ha argumentado que duda que ninguno de los grupos que suenan en su local se lleven un duro por parte de la SGAE, y el juez ha sentenciado que "en la Sala Beat de Tomelloso no se comunican, emiten o transmiten obras gestionadas por la SGAE, sino, por el contrario, obras musicales de los años cincuenta y sesenta, hoy sólo en soporte vinilo, que se hallan fuera de los establecimientos habituales de comercialización y no son difundidas por programas de radio y/o televisión de difusión general. Mientras que la parte actora no ha acreditado en ningún momento que la música que se comunica en dicha sala corresponda con obras gestionadas por la SGAE”.

El problema es que la SGAE quiere llevarse dinero de todos los artistas que existen o hayan existido, independientemente de si son ellos los que gestionan los derechos de autor de estos artistas.

Alameda ha sentado precedente y, aunque la SGAE siga cobrando de forma legal a un sin fin de locales por la música que ponen, otros reclamarán no pagar lo que no deben, y puede que la SGAE se replantee su lucha “en favor de los autores”. Aunque, sinceramente, si para ellos sigue siendo negocio, seguirán en su línea.

1 comentario:

nina dijo...

Panda de vagos los de la SGAE...
Además, los artistas sólo se llevan un 0'7 de los beneficios.
Ah, y el top manta de música está de capa caída por Internet. Nuestros hijos no conocerán ese typical spanish.