jueves, 27 de septiembre de 2007

El abuso de desinformación

Leí ayer en Mar de Preguntas que hoy se había organizado en la blogosfera el día contra el abuso. Es decir, que cada uno en su blog escribiera algo denunciando algún tipo de abuso, lo que fuera. Yo, como futuro periodista y como simple ser que discurre por un mundo muchas veces incomprensible, he decidido hacerlo sobre el abuso de desinformación.

......
Vivimos en un mundo cada vez más complejo y cuyos hilos motores son cada vez más intangibles. Habitamos en una época que lucha a contracorriente por avanzar, cuando en muchos lugares y muchas mentes lo que se necesita, todavía, es llegar. Vivimos en una sociedad a la que cada vez le cuesta más comprender a sus semejantes, entender el sufrimiento, entender las diferencias. Pero, por suerte, vivimos un momento en que los medios (todo tipo de medios) pueden jugar a nuestro favor para reconstruir el puzzle, para avanzar y hasta llegar, para hacerlo todo más evidente y algo más fácil. Marshall McLuhan decía que “el medio es el mensaje”, atribuyendo a los medios una gran responsabilidad y asumiendo que el impacto de la información depende de las características del medio empleado y de la utilización que se haga de éste.

Pese a la gran pujanza de Internet, el gran medio de la mayoría de la gente que nos hace vivir la Aldea Global es la televisión. Y quizás ese es el problema. La televisión se instauró como el gran medio por excelencia en la década de los 50, desbancando a la radio y profetizando una errónea desaparición de la prensa. Cincuenta años después, pese a no haber eliminado el resto de los medios, sigue siendo la Biblia del ciudadano de a pié para saber qué es lo que pasa en el mundo. Pero los medios no son autónomos, no cumplen por sí solos la labor de informar y de dar conocer, mediante la reconstrucción fidedigna, la realidad que inunda la Aldea Global.

El medio es el mensaje, y la utilización del medio (por bueno que sea) desvirtuará el mensaje de la misma manera. Hoy en día sólo existe lo que aparece en televisión y la importancia de los problemas que aparecen es la que los medios le quieran dar. Pero el abuso de poder se da en todas partes y de muchas formas, y cuando se trata de información, el poder exacerbado provoca desinformación.

La televisión como líder de público, la prensa (y, a veces, también la radio) como líder de opinión, Internet como líder de libertad... todo liderazgo trae consigo el abuso. La desinformación en los medios (y me centraré en la televisión como medio de mayor alcance sociodemográfico) queda patente en su primer nivel:la selección de información.

Obviamente hay que hacer una criba, no todo cabe en un informativo. Pero éste es el nivel que debería ser más objetivo, ya que en el tratamiento y producción la desvirtuación del mensaje es casi inevitable. Sin embargo, la selección es el punto más fuerte de la desinformación, ya que es el menos evidente. Somos capaces (muchas veces) de reconocer las opiniones camufladas de información, las manipulaciones formales, las mentiras... pero no de ver lo que no se dice, lo que no se cuenta... en definitiva, lo que no existe porque la televisión lo obvia.

Cada día los informativos se asemejan a aquella ya desaparecida revista de sucesos “El Caso”. Es cierto que muere mucha gente en las carreteras y que la violencia doméstica (que no de género ni de sexo ni machista) es un problema evidente, pero también es cierto que esas no son las únicas noticias que suceden en el mundo.

Si le preguntásemos a cualquier persona qué pasó ayer en el mundo nos diría: “Rajoy y Zapatero se pelean, un hombre mató a su mujer, tres muertos en accidente de tránsito, el violador de la Vall d’Hebron está en la calle, siguen buscando a Madeleine, pasarela de Milán, Angelina Jolie estrena peli, 50 muertos en Irak…” Y si le hubieras preguntado el día antes o una semana antes o pasado mañana te diría lo mismo. Nadie sabe qué está sucediendo en el Líbano y por qué (donde, por cierto, tenemos tropas destacadas), nadie conoce los diferentes conflictos y sucesos que se desarrollan más allá de este cerco que los informativos nos marcan. No existe, no sale en televisión. Los informativos nos inundan de noticias banales, o importantes pero repetidas hasta a saciedad, o de reportajes que ya sacaron el año pasado y obvian que en el mundo somos más de 6.000.000.000 de personas y que hay algo más allá del primer día de colegio de la infanta Leonor y de la enésima noticia a cerca del peso de las modelos.

Los informativos tienen que servir para que el ciudadano de a pié conozca el mundo que le rodea, tenga un poco más cerca lo que sucede a su alrededor, se haga una idea del mundo que no puede conocer por si mismo. Hoy en día, los medios nos venden que eso es eso lo que hacen los informativos y nosotros lo creemos. Cuando en realidad, no conocemos ni una ínfima parte de lo que sucede, y no por falta de posibilidades, sino por el sesgo informativo que los medios realizan deliberadamente, bien sea por motivos comerciales, políticos o de intereses corporativos, y que provoca una total desinformación.

La pequeña desvirtuación de la noticia, un mínimo de desinformación durante el proceso de selección y elaboración es inevitable y casi permisible en los medios, pero el abuso que están ejerciendo de ese margen que se les da es inadmisible. Necesitamos medios conscientes de la tarea que están ejerciendo, necesitamos información.

7 comentarios:

La interrogación dijo...

Muy buena reflexión. Muy interesante análisis de los medios de comunicación. Espero que los que algún día trabajéis en ese sector seáis conscientes de lo que hoy os preocupa.
Al final los medios de comunicación luchan por cuál será el más importante y para conseguirlo se basan en la difusión de noticias que en el fondo... son una mierda. Deberían, ya que tienen la información hacer más cosas por cambiar el mundo

Rose Mulligan dijo...

¡Qué te voy a decir!¡Tienes razón en todo! La única esperanza real que tenemos es este medio de comunicaicón "nuevo" llamado Internet y sobre todo los medios (como los blogs) que no viven de la publicidad ni de subvenciones gubernamentales y que, por lo tanto, tenemos libertad real para hablar de lo que se nos antoje.
Esperemos que la televisión pueda hacer lo mismo algún día...
Saludos!!

acoolgirl dijo...

La television, al fin y al cabo, es un negocio y es normal que la informacion se desvirtua en funcion de las necesidades de ese negocio. Es una pena, porque toda informacion llega al ciudadano de manera demasiado subjetiva, pero supongo que es lo que hay.

Por desgracia, un mundo en el que la informacion que se nos transmita sea totalmente objetiva... para mi, es una utopia!

Un besoteee

PD: Cuanto me ha recodado tu post a alguna que otra clase de la facultad! :)

Piensapiens dijo...

Si el mundo no cambia tendrás que ir formando tu grupete de profesionales y crear tu propia empresa de información porque, desgraciadamente, el poder del dinero todavía prima sobre el de la inteligencia y, si no, que me lo digan a mi, que trabajo en una empresa grande (que no gran empresa) en la que muchas veces dudo si los que ascienden saben hacer la O con un canuto. Tú haces la o, la a y todas las letras del alfabeto y además las combinas muy bien. Por tu frase de "futuro periodista" imagino que eres muy joven y por el resto de tus palabras, te creo muy maduro... Es maravilloso encontrarse con ejemplos que demuestran la excelente salud de los jóvenes, cuestión que discuto en cada sobremesa de domingo con mi tía y demás familia. Enhorabuena.

Jess dijo...

Bueno, gracias a todos por pasaros por aqu� y por vuestras palabras.
La verdad es que me he enrollado demasiado en el post, pero bueno, era por una buena causa, xD.
piensapiens:Gracias por todo y s� soy joven, aunque no se si mucho o poco, hago los 24 en noviembre. xD En cualquier caso gracias por tu comentario, un alago siempre es bien recibido.
Saludos a todos!

meri_ dijo...

Uys llego un poco tarde.

Antes que nada queria agradecerte tu visita a mi casa...

Me alegro que la propuesta de la interrogación llegará a tanta gente.

Desde luego siempre he pensando que los medios de comunicacion convencionales a través de los que la gente se informa (TV, radio y prensa) no dejan de ser empresas privadas con unos intereses económicos y su función es informar, si, pero no a base de tirar piedras en su propio tejado.

Con lo cual lo importante de la TV y demás grandes medios no es lo que dicen (que en si no es mentira...) si no lo que no dicen..ocultan a los ciudadanos un monton de información que de ser conocida tendría muchos movimientos en contra de los intereses de los grandes empresarios y eso no interesa..

Por fortuna hoy dia tambien nos podemos informar por internet, medio alternativo (tampoco es que nos vayamos a creer todo lo que dicen por aquí) pero al menos podemos contrastar información y crearnos una opinion mas cercana a la realidad que hay, no a la que nos quieren enseñar.

Me alegro que haya estudiantes de periodismo conscientes de la desinformación que impera en nuestros dias. Estoy segura de que serás un gran periodista. Además el árticulo te ha quedado chapeau!!

Un saludo, volveré por aquí!!

FraGMenT dijo...

...y sin embargo no somos capaces de apartar la mirada de la mentira que se esconde en las verdades que nos escupen cada día. Toda una lástima